miércoles, 9 de julio de 2014

Israel ataca Gaza y anticipa movimientos terrestres


Israel ataca otros 160 objetivos en Gaza y Hamás lanza misiles contra Tel Aviv
Al menos 27 palestinos han muerto desde el inicio de la operación Margen Protector
El País



Al menos cinco cohetes M75 han sido interceptados este miércoles en las inmediaciones de Tel Aviv, según la radio del Ejército citada por la agencia France Presse. Cúpula de hierro, el sistema antimisiles de Israel, ha neutralizado los cinco artefactos en plena trayectoria hacia la capital económica del país. Otras grandes ciudades como Haifa (norte) y Jerusalén (centro) han sido esta vez objetivo de cohetes de largo alcance lanzados desde Gaza por las milicias de Hamás, aunque no han causado víctimas mortales.

El movimiento islamista Hamás se atribuye el lanzamiento de cohetes a Israel
Israel continuó durante la madrugada del miércoles los bombardeos sobre la franja de Gaza, donde viven 1,8 millones de personas. Esta noche, las Fuerzas Armadas israelíes lanzaron 160 ataques sobre objetivos en la zona palestina donde, según fuentes de los servicios de emergencia, han muerto al menos 27 personas desde el inicio de la ofensiva. Dieciocho de las víctimas eran civiles, incluidos cinco niños, y 150 personas más han resultado heridas.

El Gobierno de Benjamín Netanyahu autorizó el martes la movilización de hasta 40.000 nuevos reservistas —que se sumarían a los 1.500 soldados ya desplegados en la frontera— para la tercera operación militar de gran escala contra Gaza desde que en 2007 Hamás tomara el control de este pequeño territorio de 360 kilómetros cuadrados y de su Ejecutivo.

El martes por la noche, tres cohetes lanzados por los milicianos desde la franja de Gaza alcanzaron las inmediaciones de Jerusalén y cinco la capital económica del país, Tel Aviv, causando considerable alarma pero ningún herido. Hacía dos años que no sonaban las sirenas antiaéreas en las dos grandes ciudades del país. Uno proyectil impactó en la ciudad de Hadera, a unos 100 kilómetros al norte de la franja, sin causar tampoco daños personales. "Ningún país vive bajo esta amenaza y ningún país aceptaría esta amenaza", dijo el martes Netanyahu, según la BBC.

Grandes ciudades como Tel Aviv, Jerusalén y Hadera están siendo objetivo de los misiles de Hamás, aunque sin causar víctimas mortales
Estos lanzamientos han continuado el miércoles por la mañana. Según los portavoces israelíes, Hamás tiene “docenas” de misiles de largo alcance.

Las Fuerzas Armadas israelíes han contado 154 cohetes lanzados desde Gaza. Sus sistema de protección, llamado Cúpula de Hierro, interceptó decenas de ellos. Hamás asegura que tienen capacidad para alcanzar Haifa. La tercera ciudad de Israel, situada al norte del país, es una de las más alejadas de la franja.

El primer ministro Netanyahu, ordenó que sus tropas “estén preparadas” para una posible invasión terrestre de la Franja, que sería la primera desde finales de 2008. Según el Ejército, los ataques tenían como objetivo 120 puestos de lanzamiento de cohetes, 10 puestos de mando y organización de Hamás y túneles usados por los islamistas. Un ataque con morteros paralizó a media mañana el ya muy escaso tráfico de personas entre la Franja de Gaza e Israel.

Los medios israelíes informaron por la mañana de un ataque en la localidad de Beit Hanun, al noroeste de la Franja, en el que murieron 6 personas, entre ellas un destacado militante de la Yihad Islámica —brazo armado de Hamás— y varios miembros de su familia.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, reclamó la “suspensión inmediata de los ataques a Gaza”. El ministro de Defensa israelí, Moshe Yaalon, alertó en cambio de que el operativo militar “no terminará en cuestión de días”. Las Fuerzas Armadas de Israel destacaron dos brigadas de infantería en las inmediaciones de la franja. Netanyahu ordenó “una operación larga, continua y potente” en Gaza. Reconoció que la operación “podría prolongarse” un tiempo, por ahora indeterminado. Argumenta que se dirige contra Hamás y que servirá para detener el fuego de cohetes contra su territorio.

Jordania, que firmó un tratado de paz con Israel, "condena la agresión militar lanzada por Israel en la franja de Gaza", y pidió su cese inmediato. Mohamed Momani, un portavoz del Gobierno, ha advertido este miércoles de "las consecuencias de esta agresión bárbara".

La escalada de hostilidades comenzada en junio pasó a esta nueva fase en la madrugada del martes pese a que, según la mayoría de los analistas y expertos en esta región explosiva evaluaban que ni a Netanyahu, que tiene otros problemas en la frontera con Siria, ni al debilitad Hamás les podía interesar una confrontación abierta. Ahora ya no se descarta una invasión terrestre de la franja, que podría agravar la situación de forma impredecible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada