viernes, 1 de agosto de 2014

El presidente kurdo que enfrenta al ISIS

El kurdo Masum, presidente de un Irak en guerra contra el califato
  • El último escollo es también el más complicado: decidir el cargo de primer ministro
  • Fuad Masum es miembro de la Unión Patriótica del Kurdistán
El Mundo



Irak va dejando atrás la parálisis política. El Parlamento ha elegido este jueves como nuevo presidente del país al veterano político kurdo Fuad Masum. El último escollo es también el más complicado: decidir el cargo de primer ministro, al que se ha vuelto a postular el chií Nuri al Malaki pese al rechazo de kurdos y suníes.

Nacido en 1938, Masum se convierte así en el séptimo presidente de Irak. Sustituye en el cargo al también kurdo Yalal Talabani, que regresó al país hace cinco días tras 18 meses de tratamiento médico en Alemania. Masum es miembro de la Unión Patriótica del Kurdistán. También militó en el Partido Comunista Iraquí y el Partido Democrático del Kurdistán. Diputado desde 2005, fue primer ministro del Kurdistán entre 1992 y 1993. Ha recibido 211 votos frente a los 17 sufragios de su rival, ha informado el presidente de la Cámara, el suní Selim al Yaburi.

Precisamente Al Yaburi -un islamista moderado que pertenece a la coalición Fuerzas Iraquíes, el principal bloque suní del Hemiciclo- fue elegido la semana pasada desbloqueando una parálisis política agravada por el avance de los extremistas del Estado Islámico (IS), que controlan desde el pasado 9 de junio gran parte del norte y oeste del país.

Tras la designación de Masum, se abre ahora la fase más complicada: el nombramiento del primer ministro, que contará con otro mes para formar su Gabinete. El actual 'premier', el chií Nuri Maliki -en el cargo desde 2006- se ha postulado para un tercer mandato pese al rechazo de suníes y kurdos, que le acusan de ser uno de los responsables de las políticas que ha alienado a la población suní y alimentado la ofensiva del IS.

Su coalición Estado de Derecho -la principal alianza en el Parlamento-logró 92 de los 328 diputados en las elecciones legislativas de abril pero está necesitada de pactos. Tanto la diplomacia internacional como los líderes religiosos del país han llamado en repetidas ocasiones a alcanzar un acuerdo que saque al país árabe del atolladero y permita que las instituciones centren sus esfuerzos en repeler a los combatientes del IS.

Este jueves el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha pedido desde Bagdad a los políticos que superen sus diferencias y formen un "gobierno de unidad nacional" para superar la crisis que amenaza con fragmentar el país.

El IS tomó el pasado 9 de junio Mosul, la segunda ciudad de Irak. Desde entonces, sus conquistas han diluido la frontera con Siria. A finales del mes pasado, su líder Abu Bakr al Bagdadi proclamó la restauración del califato. Sus dominios se extienden ya desde la provincia siria de Alepo (norte) hasta la iraquí de Diyala (este).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada