jueves, 18 de septiembre de 2014

Australia enviaría cazas y tropas a Irak

Australia enviará soldados y cazas a Irak para combatir al EI
El primer ministro australiano, Tony Abbott, señala que "la decapitación del cooperante británico es la demostración de que esta organización terrorista no solo hace el mal, sino que lo ensalza"




Tony Abbott
REPÚBLICA/EFE | SÍDNEY (AUSTRALIA) PUBLICADA EL 14-09-2014
El Gobierno de Australia anunció este domingo el envío a Oriente Medio de un contingente de 600 militares, cazas y aviones de apoyo al Ejército iraquí contra el Estado Islámico (EI). "Hoy hemos visto más pruebas de la pura maldad del movimiento del EI que ya opera en una gran parte de Oriente Medio", destacó el primer ministro de Australia, Tony Abbott, en una rueda de prensa en la ciudad de Darwin, en el norte del país. Abbott añadió que "la decapitación del cooperante británico es una demostración más de que esta organización terrorista en particular no solo hace el mal, sino que lo ensalza". El político liberal señaló que en las últimas 24 horas la Casa Blanca les había pedido que contribuyesen con "fuerzas para una posible acción militar en Irak".
Abbott reveló también que el viernes mantuvo una conversación telefónica con su homólogo iraquí, Haidar al Abadi, y este le manifestó que sería bien recibida una contribución militar australiana “para ayudar a restablecer el orden y la seguridad en Irak”. “El Gobierno ha decidido preparar y desplegar una fuerza militar en los Emiratos Árabes Unidos”, anunció sin detallar fechas el gobernante, pero precisó que la decisión de que este personal entre en combate aún no se ha tomado.

Primero viajará a Abu Dabi un contingente de 200 militares, incluidos miembros de elite que, detalló Abbott, “pueden actuar como asesores militares de las Fuerzas Armadas iraquíes o de peshmerga (las fuerzas kurdas)”. Seguirá un segundo grupo de 400 miembros de la Fuerza Aérea australiana y hasta ocho aviones Hornets, además de aeroplanos de abastecimiento y logística.

Los Hornet, de fabricación estadounidense, son unos cazas polivalentes aptos para misiones de escolta, defensa aérea, supresión de defensas aéreas enemigas, interdicción, apoyo aéreo cercano y reconocimiento. El primer ministro de Australia enfatizó que se trata de “una operación esencialmente humanitaria para proteger a millones de personas en Irak de la furia asesina del Estado Islámico”.

Abbott quiso dejar bien claro que no se está hablando de una acción concertada de Estados Unidos y Australia, sino de una coalición internacional. ”Hasta la fecha, varios países han expresado su disposición para contribuir a las operaciones militares en el interior de Irak: Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Canadá, Jordania, Baréin y los Emiratos Árabes Unidos, además de Australia”, especificó el gobernante.

Lucha contra la financiación del terrorismo

El jueves pasado, Australia anunció su adhesión a la coalición que organiza Estados Unidos contra el Estado Islámico, y destinó 20 millones de dólares australianos (unos 18 millones de dólares o 14 millones de euros) para mejorar la lucha contra la financiación del terrorismo.

Unos 60 australianos militan en las filas del Estado Islámico, mientras que otros 100 trabajan activamente en Australia para dar apoyo logístico a ese grupo islámico radical y reclutar yihadistas, según datos de Canberra. ”Una vez más quiero enfatizar que estamos hablando de un movimiento que ni es islámico ni es un Estado. Es un culto mortífero que se ha introducido en países como Australia”, destacó Abbott.

El anuncio de Australia se produce horas después de que el Estado Islámico divulgase un vídeo con la decapitación del cooperante británico David Haines, de 44 años. El Ministerio de Asuntos Exteriores británico afirmó hoy que trabaja “con urgencia para verificar” la autenticidad de las imágenes, mientras que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, condenó la acción de “brutal asesinato”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada