martes, 23 de septiembre de 2014

EE.UU. y sus aliados atacan al ISIL y a otros yihadistas en Siria

Fuego del cielo

Aviones y buques estadounidenses, con el apoyo de aeronaves de Bahrein, Arabia Saudita, Jordania, Qatar y Emiratos Árabes Unidos, lanzaron una serie de ataques contra distintos cuarteles generales y otras posisiones del Estado Islámico (IS) en Ar Raqqa, Deyr ez Zor, Al Hasakah y Abu Kamal. También se registraron ataques misilísticos contra las instalaciones del grupo yihadista Jabat al Nusra en las provincias de Alepo e Idlib.

F/A-18E y F Super Hornet se disponen a despegar del portaaviones CVN 77 USS George H.W. Bush para atacar instalaciones del ISIL en Siria (Foto: US Navy)
De acuerdo con lo informado oficialmente por el Comando Central de Relaciones Públicas de los EE.UU., se trató de 14 ataques cuyos objetivos eran "combatientes del ISIL, complejos de entrenamiento, sedes y centros de mando y control, instalaciones de almacenamiento, un centro financiero, camiones de abastecimiento y vehículos armados".

El informe detalló que se lanzaron 42 misiles Tomahawk desde los buques USS Arleigh Burke y USS Philippine Sea que operan en aguas internacionales del Mar Rojo y Norte del Golfo Arábigo, además de drones y aviones de combate de la USAF, US Navy y USMC. Por su parte, los aliados árabes también participaron en los ataques aéreos, aunque hasta ahora sólo Jordania reconoció que sus aeronaves dispararon contra objetivos yihadistas en la provincia de Ar Raqqa.



Video: Explosiones en instalaciones del ISIL en Ar Raqqa



Otros objetivos de los bombardeos estadounidenses fueron un campo de entrenamiento, una instalación para producción de explosivos y municiones, un edificio de comunicaciones e instalaciones de mando y control del grupo fundamentalista Jabat al Nusra en el oeste de Alepo.

Sobre estos ataques contra uno de los enemigos del ISIL, las autoridades de Washington lo justificaron alegando que la intención era desarticular las operaciones del Grupo Khorasan, una unidad especial de veteranos de al Qaeda nacida en Pakistán que se había trasladado a Siria para montar una nueva infraestructura para el reclutamiento de militantes para llevar a cabo ataques contra EE.UU. y otros objetivos occidentales.

Las incursiones sobre Jabat al Nusra fueron ocho, y causaron alrededor de 50 muertos, entre los que se encuentra Abü Yusuf al Turki, un destacado instructor de armamento y francotiradores de dicho grupo armado.

Durante los ataques en Idlib también se registró la muerte de diez civiles, incluidos 6 niños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada