martes, 14 de octubre de 2014

La industria de defensa en la OTAN y en España

Industria de Defensa: un sector de 79.000 puestos de trabajo
E. VILLAREJOVILLAREJO / ABC


El Ministerio destina 78 millones a nuevos programas de armas vitales para el sector
Industria de Defensa: un sector de 79.000 puestos de trabajo




El secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, anunció ayer en el Congreso de los Diputados «un nuevo ciclo inversor de Defensa» con la futura adquisición de las fragatas F-110 de Navantia y los vehículos blindado de ruedas 8x8, que serán fabricados en España por Navantia y Santa Bárbara Sistemas, respectivamente, dos empresas cuya supervivencia depende en buena parte de ellos.

Estos nuevos programas de armamento han recibido ya la «luz verde» del Gobierno con partidas iniciales por importe de 37 y 41 millones en 2015. Argüelles explicó que de los dos programas se han derivado 20 proyectos tecnológicos -siete del vehículo de ocho ruedas y trece de la F-110- que «persiguen la capacitación de nuestra industria para su participación posterior en los programas de obtención».

Aunque no cuenten con presupuesto aún, el «número 2» de Defensa mencionó las prioridades otros futuros programas como son aviones no tripulados de largo alcance, aviones de reabastecimiento en vuelo para el Ejército del Aire, sistemas de inteligencia, vigilancia y reconocimiento. «Son sistemas de defensa necesarios para el nuevo escenario de amenazas y de misiones a las que se enfrentan nuestras Fuerzas Armadas, necesidades que deben ser satisfechas a lo largo de los próximos años».

Vital para la industria naval

Las fragatas F-110 vendrán a sustituir a las seis de la clase «Santa María» (F-80), estando prevista su puesta en servicio entre 2022 y 2030. Para llegar a esa fecha, deben comenzar su planificación el próximo año. Fuentes de la industria naval española consideran «clave» el proyecto de las fragatas F-110, «dado su componente tecnológico e inversión en I+D+i».

En el mismo capítulo de estos presupuestos se contemplan las partidas de prefinanciación del contrato de los dos nuevos buques de acción marítima (BAM) para la Armada con una dotación de 161 millones de euros, ya anunciados la primavera pasada, y que serán construidos en Cádiz y Ferrol.

El secretario de Estado subrayó que, en términos numéricos totales, el Ministerio de Industria —estas inversiones se realizan a través de este departamento— incorpora 564 millones de euros para programas de defensa, un 64 por ciento más que en 2014.

Hay que recordar que la industria de Defensa -con empresas clave como Navantia, Airbus DS, Santa Bárbara Sistemas o Indra- facturaba en 2010 unos 88.500 millones de euros con 370 empresas con negocios también en el ámbito civil, según el último informe oficial de la Dirección general de Armamento y Material. En lo que al sector de Defensa se refiere, las empresas empleaban directamente a 24.000 personas y generaban otros 55.000 puestos de trabajo inducidos. Obviamente, dichas cifras habrán menguado en los últimos tres años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada