viernes, 21 de noviembre de 2014

Hasta 108 Gripen adquiriría la FAB

Fuerza Aérea Brasileña planea adquirir hasta 108 cazas Gripen


ABC
de Janeiro, 19 nov (EFECOM).- La Fuerza Aérea Brasileña (FAB) admitió hoy que tiene planes futuros para adquirir hasta 108 cazas de combate Gripen-NG, fabricados por el consorcio sueco Saab, con el fin de sustituir toda su flota, pero que hasta ahora tan sólo confirmó la compra de 36 aparatos.

"Ese número (108) está en nuestros planes pero no tiene relación con el actual contrato de compra (de 36 aviones militares)", aclaró la FAB en su cuenta en Twitter ante las versiones de que habría iniciado negociaciones para aumentar el número de aparatos comprados.

Las versiones surgieron luego de que un alto oficial de la Fuerza Aérea, en una conferencia en Londres, mencionara la intención de Brasil de elevar hasta 108 el número de Gripen-NG a su disposición hasta 2032.

"El contrato firmado con la Saab en octubre prevé el desarrollo y la adquisición de 36 cazas Gripen-NG", aclaró la FAB.

Dicho contrato, por cerca de 5.420 millones de dólares, fue suscrito en el 27 de octubre pasado y prevé que la Saab fabrique parte de los aviones en Brasil y que los entregue entre 2019 y 2024.

El Gobierno brasileño anunció en diciembre pasado que escogió a los cazas de la Saab en la licitación abierta para adquirir 36 aviones de combate de última generación y substituir sus Mirage 2000 de fabricación francesa, cuya vida útil ya terminó.

Los aviones suecos competían con los Rafale de la empresa francesa Dassault y con los FA-118 Súper Hornet de la estadounidense Boeing en una licitación lanzada en 2001 y suspendida varias veces.

Brasil pagará por los 36 aviones un precio muy inferior a los 8.000 millones de dólares exigidos por la Dassault y a los 7.500 millones de dólares pedidos por la Boeing, y además se beneficiará con la transferencia de tecnología y con la decisión de Saab de incluir a empresas brasileñas en el proyecto.

Uno de los acuerdos de Saab prevé que la brasileña Embraer, tercer mayor fabricante de aviones del mundo, coordine todas las actividades de desarrollo y producción de los cazabombarderos en Brasil y participe en el desarrollo de los sistemas, en su montaje, en las pruebas de vuelo, en el montaje final y en las entregas.

Una de las razones que permitieron a la empresa sueca adjudicarse la licitación brasileña fue precisamente su compromiso de transferir tecnología y de producir parte de los aviones en Brasil.

Saab y Embraer también acordaron una asociación estratégica para promover y comercializar el avión en otros países latinoamericanos.

Con la opción por el caza de Saab, Brasil se sumó a otros países como la propia Suecia, República Checa, Hungría, Sudáfrica y Tailandia que también han firmado contratos para recibir el nuevo Gripen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada