jueves, 5 de febrero de 2015

Venezuela discute lo indiscutible: Asesinar manifestantes

Defensor del pueblo venezolano propone debate sobre uso de armas en protestas
La Vanguardia



Caracas, 3 feb (EFE).- El defensor del pueblo de Venezuela, Tareck William Saab, propuso hoy un debate para discutir la recién promulgada resolución del Ministerio de la Defensa de ese país que permite el uso de armas mortales para controlar manifestaciones públicas y sugirió la creación de un manual para su implementación.
"Cuando nosotros decimos que debe en un tiempo prudencialmente corto redactarse y aprobarse el manual, pensamos que debe hacerse en medio del más amplio debate donde participen los sectores institucionales del Estado, de expertos, que enriquezcan esta discusión que yo la considero positiva para la sociedad venezolana", dijo.



El funcionario apuntó, durante una rueda de prensa en Caracas, que "por ejemplo" el manual que propone debería explicar qué tipo de armas deben usarse "para repeler a los manifestantes violentos que están colocando en riesgo la vida de ellos mismos y de terceros".
El manual debe ser redactado, según Saab, en un lapso no mayor de 30 días tras el debate en que asegura deben participar la Defensoría del Pueblo, la Fiscalía, "organizaciones expertas en materia de derechos humanos" y "juristas que conozcan de la materia".
Para Saab, el uso de armas que establece esta resolución aplica para circunstancias en las que la manifestación no es pacifica, "cuando comienza una situación violenta", situaciones en las que, a su juicio, los funcionarios de seguridad requieren de una guía sobre cómo actuar y evitar así que hagan lo que "les venga en gana".
El ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino, afirmó el viernes pasado que la nueva resolución que permite el uso de armas mortales en manifestaciones públicas está apegada a la Constitución.
"Aquí lo que estamos haciendo es colocar todo en orden, escribirlo, hacer doctrinas, todo siempre apegado a los derechos humanos, todo siempre apegado a la Constitución", dijo Padrino.
La resolución 008610 del Ministerio de Defensa, publicada hace una semana y dirigida a los funcionarios de seguridad, establece las "normas sobre la actuación de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en funciones de control de orden público, la paz social y la convivencia ciudadana en reuniones públicas y manifestaciones".
El escrito ofrece una explicación sobre cómo hacer "uso progresivo y diferenciado de la fuerza" y ubica en último lugar la aplicación "del método del uso de la fuerza potencialmente mortal bien con el arma de fuego o con otra arma potencialmente mortal".
Se indica en otro punto, sin embargo, que los funcionarios policiales "no portarán ni usarán armas de fuego en el control de reuniones públicas y manifestaciones pacíficas, a menos que, por la necesidad y proporcionalidad de los medios empleados para contrarrestarla sea necesario su porte y uso".
En el artículo 68 de la Constitución venezolana se señala que "se prohíbe el uso de armas de fuego y sustancias tóxicas en el control de manifestaciones pacíficas".
El mismo artículo añade que "la ley regulará la actuación de los cuerpos policiales y de seguridad en el control del orden público".EFE


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada