viernes, 27 de marzo de 2015

Irak y Argelia retan a Arabia Saudita por su ataque a Yemen

Irak y Argelia enfrentan a Arabia Saudí por bombardear Yemen y cae la coalición contra el Estado Islámico
La declarada oposición de Irak y Argelia, a los bombardeos de varios países árabes liderados por Arabia Saudí, contra Yemen, hace caer la concreción de una fuerza panárabe, que se planeaba para lucha en el futuro inmediato contra el Estado Islámico.



Arabia Saudí bombardea Yemen. Foto: Reuters

Después que una fuerza liderada por 100 cazabombarderos y 150.000 hombres del ejército de Arabia Saudí –y que acompañaron Emiratos Arabes Unidos, Bahrein, Kuwait, Qatar, Egipto, Jordania, Sudán y Pakistán- atacara Yemen, Irak y Argelia se alzaron exigiendo cesar las hostilidades de inmediato.

Una treintena de muertos y decenas de heridos en su mayoría civiles, fueron reportados en la capital yemení –Sanaa- como consecuencia de los bombardeos de la operación “Tormenta Decisiva”. El ataque fue pedido por el propio presidente de Yemen, Abdu Rabu Mansur, contra fuerzas insurgentes que no reportaron bajas, aunque sí lo hizo su propio pueblo.

“Estamos en contra de los ataques aéreos indiscriminados y contra la intervención extranjera en asuntos internos”, dijo el canciller de Irak  Ibrahim al Jaafari, durante una reunión de emergencia de los cancilleres de la Liga Árabe. El ministro de Exteriores de Argelia, también se sumó al repudio del ataque aéreo.

La semana próxima hay que tomar decisiones clave
La controversia pone en muy alto riesgo los resultados de la reunión la semana próxima de la Cumbre Árabe, en Egipto, donde los participantes deben analizar la posibilidad de una fuerza panárabe que enfrente al Estado Islámico.

Los aliados con Arabia Saudí están de acuerdo en llevar el plan adelante –comenzado por los yihadistas en Yemen- para seguir luego en los países del norte de África y en Levante.

Estados Unidos ya ha apoyado con logística el ataque de los saudíes en Yemen, donde la guerra civil está prácticamente desatada. Para los rebeldes de la secta Huthi, que ostentan el poder mayoritario ahora, lo bombardeos han sido “una declaración de guerra”, contra el país, y piden por la cadena de TV Al Masirah, voluntarios “para luchar contra los invasores”. Mientras tanto en Irán, el gobierno –considerado un aliado de los huthies- ha pedido el cese inmediato de todas las hostilidades.

Voceros de las fuerzas huthies, ha dicho a la cadena Al Jazeera, que “hay una agresión internacional en marcha” y que si los saudíes siguen adelante, “van a arrastrar a la guerra a toda la región”.

La Red 21

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada