miércoles, 27 de mayo de 2015

Turquía aspira a ser un gran centro de producción militar

Turquía aspira a convertirse en un centro logístico y de armamento
Noticias Terra



Turquía debe convertirse en un centro logístico mundial, según una promesa electoral de la oposición política, o en una nación que produce todo su armamento pesado, según el presidente del país, Recep Tayyip Erdogan, proveniente del gobernante partido AKP.

El jefe del socialdemócrata Partido Republicano del Pueblo (CHP), Kemal Kiliçdaroglu, presentó hoy en Estambul un "centro de producción y logística" que asegura construirá en Anatolia central si su partido gana las elecciones generales del 7 de junio.

Según detalló el político en un discurso transmitido por la emisora CNNTürk, este proyectado "megacentro", en el que vivirían 3 millones de personas y se completaría en 2035, requiere unas inversiones públicas y privadas, de 40.000 millones de euros, y 160.000 millones de euros, respectivamente.

Se calcula que crearía 2,2 millones de nuevos puestos de trabajo en el mismo centro y que dentro de 20 años generaría el 5,5 por ciento del PIB nacional, señaló el líder del CHP, el mayor partido de la oposición.

Los planes incluyen fábricas, parques tecnológicos y una zona franca, alimentados por energías renovables y conectados a varios puertos marítimos turcos mediante ferrocarril, para aprovechar la ubicación geográfica de Turquía que "permite alcanzar en 4,5 horas de vuelo a 1.500 millones de personas en 58 países".

La propuesta compite con los proyectos sobredimensionados de Erdogan, como un "Segundo Bósforo" o un tercer aeropuerto que sería el mayor del mundo, y que marcan la campaña electoral.

Momentos después de la presentación del proyecto del CHP, Erdogan habló -al inaugurar un centro regional de investigaciones espaciales (TUSAS) en la ciudad Akincilar (noreste)-, de sus propios planes para el futuro industrial de Turquía: una nación que dentro de ocho años produciría todo el armamento pesado que maneja, desde tanques y helicópteros hasta aviones.

"En 2002, nuestro país importaba el 80 por ciento de sus necesidades de productos de defensa. Hoy, esta tasa cayó al 45 por ciento. Nuestro objetivo es que en 2023 eliminemos la dependencia exterior al cien por cien", dijo.

Turquía ha producido dos corbetas, crea varias fragatas y empieza a fabricar en serie un modelo de dron.

Además, fabrica un avión de entrenamiento y tiene un prototipo de tanque hecho en Turquía.

Otro deseo desde hace varios años de Erdogan, el de un cazabombardero propio, está cuestionado por muchos analistas por considerarlo poco rentable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada