domingo, 12 de julio de 2015

Zannini quiere nombrar el sucesor "lento" de Milani

El militar favorito de Carlos Zannini tiene “reacción lenta”
Así fue calificado en su foja de antecedentes el general José Carena, jefe de Estado Mayor. Ricardo Cundom exhibe mayores méritos.


Por Aurelio Tomas | Perfil


Vínculos. Carena brinda en la última cena de camaradería con su amigo Carlos Zannini. | Foto: Presidencia

El jefe del Estado Mayor Conjunto, José María Carena, es un especialista en inteligencia que algunos señalan como el encargado de continuar por orden de Carlos Zannini la tarea de espionaje interno del ex titular del Ejército, César Milani. Es un emisario del poder antes que un hombre con iniciativa propia, sostienen fuentes del Ejército. En coincidencia con esta visión, su foja de servicio muestra resultados mediocres. Llegó a ser calificado como “lento” y tiene antecedentes en el uso de “canales no oficiales” para lograr crecer en la fuerza.
La permanencia de Carena en el puesto más alto de las Fuerzas Armadas mantiene una situación irregular que ya había ocurrido con la jefatura de Milani: el titular del Ejército, Ricardo Cundom, tiene otra vez más prestigio y antecedentes profesionales que su superior en el Estado  Mayor Conjunto.

Relaciones. Los vínculos de Carena con Zannini se fortalecieron a partir de la amistad de sus esposas y su promoción dentro de las Fuerzas Armadas creció a la par del progreso político de Zannini. Por orden de la Presidenta, y con el aval del Senado, logró en 2013 el rango de General de División y, un año más tarde, el de Teniente General.

Su legajo muestra que fue uno de los últimos de su promoción, número 127 sobre 133 egresados del Colegio Militar en 1977. En 1983 comenzó su formación en espionaje en la Escuela de Inteligencia. En marzo de 1984 recibió cinco días de arresto por “solicitar se deje sin efecto su separación del curso Técnico de Inteligencia, empleando para ello canales no reglamentarios”. Según fuentes castrenses consultadas por PERFIL, fue un primer indicio de que Carena buscaría en su carrera “cuñas” fuera de la cadena de mando.

Cristina, Zannini y Scioli decidieron en conjunto la salida del general Milani.

La definición más fuerte en su contra surge de su evaluación al egresar del curso de “Comando de Estado Mayor”, en 1990. “Su reacción mental es lenta, es poco resolutivo, lo cual lo hace mostrar algo inseguro.” Destaca este mismo informe que “demuestra gran interés en clase”,  pero también agrega que “tiene dificultades para encuadrarse en los límites de tiempo que se le imponen”. Entre 1990 y el 2009 mantuvo cargos de mando vinculados con inteligencia del Ejército. El ex integrante del espionaje castrense Jorge Garay, sugirió que Carena fue clave en el desplazamiento de Milani, “porque garantizó al Gobierno la continuidad de las operaciones de espionaje interno” sin el perjuicio electoral que significaba mantener al militar denunciado por enriquecimiento ilícito y delitos de lesa humanidad.

Cundom, al Senado. El pliego de ascenso del nuevo jefe del Ejército será tratado en la Comisión de acuerdos del Senado el próximo martes, en el Salón Eva Perón. La convocatoria fue realizada por el presidente de la comisión Rodolfo Urtubey, del FpV. En tanto, el senador de la UCR Gerardo Morales pidió que Cundom esté presente en la reunión. En principio, no se esperan problemas para que obtenga luz verde a su ascenso a General de División.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada