sábado, 26 de septiembre de 2015

Chile espera que no revisen su tratado con Bolivia

Chile espera que la Corte Internacional no revise su tratado con Bolivia
Chile confía en que la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que el jueves se pronunciará sobre su competencia en el litigio territorial chileno-boliviano, no decida que hay que revisar el tratado de 1904 que estableció los límites entre los dos países.




"La revisión del tratado de 1904 no va a ser posible para Chile y la corte lo sabe. A lo mejor hay que cambiar unos elementos, pero no la estructura de lo que fue concedido por Bolivia y por Chile", indicaron hoy fuentes diplomáticas chilenas.

La corte, principal órgano judicial de las Naciones Unidas, deberá decir este jueves en La Haya si es o no competente sobre el fondo de la demanda planteada en 2013 por Bolivia, que pide la obligación de negociar un acceso soberano al mar que perdió en la guerra del Pacífico en 1879.

Chile rechaza los argumentos de La Paz y sostiene que los límites entre ambos países quedaron claramente establecidos en un tratado suscrito en 1904.

"Chile hizo una objeción porque cree que Bolivia busca una revisión indirecta del tratado de 1904, que es el que rige las relaciones bilaterales desde hace más de un siglo", dijeron las fuentes.

Ese acuerdo estipuló el libre tránsito comercial boliviano hacia los puertos chilenos y la construcción de un ferrocarril entre La Paz y el enclave marítimo de Arica, entre otros puntos, y cerró discrepancias tras la guerra del Pacífico, en la que Bolivia perdió en 1879 unos 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio en favor de Chile.

En el caso de que la corte afirme que tiene competencia en el caso, el procedimiento judicial continuaría y se pasaría a analizar el fondo de la cuestión hasta que los jueces emitieran su veredicto final al cabo de unos dos años y medio, según calculan las fuentes.

La CIJ puede entonces "decir que no está en juego la relación histórica, sino las obligaciones que adquirió Chile a lo largo del tiempo" sobre la posibilidad de dar una salida al mar a su vecino, indicaron las fuentes, que apuntaron que Chile "no puede ser obligado a ceder territorio".

Explicaron que, a la hora de determinar si la CIJ es competente en la cuestión, será fundamental la interpretación que se haga del artículo 6 del tratado Americano de Soluciones Pacíficas o pacto de Bogotá, que dice que una solución de controversias no podrá aplicarse a "los asuntos ya resueltos por arreglo de las partes", en alusión al acuerdo de 1904.

Para el Gobierno chileno, que Bolivia haya llevado el asunto ante la CIJ supuso "colocar las relaciones en un punto de vista judicial" y ante "la exposición internacional", lo que "rigidiza mucho las relaciones", dijeron las fuentes chilenas, que aseguraron que el Ejecutivo de Michelle Bachelet habría preferido en primer lugar negociar bilateralmente.

"Ojalá el fallo de la corte, sea el que sea, genere un espacio de menos tensión. Es lo más razonable para el futuro, para que los dos países pueda trabajar", enfatizaron.

Aseguraron que Chile va a respetar la sentencia del tribunal, pero lamentaron que Bolivia haya elevado a esa instancia el litigio ya que a su juicio "no facilita el diálogo" y "coloca sombras en la negociación bilateral".

Para conocer el fallo estarán presentes en la sede de la CIJ los agentes ante ese tribunal de Chile, Felipe Bulnes, y de Bolivia, el expresidente Eduardo Rodríguez.

Las sentencias de la CIJ son obligatorias para las partes y no pueden ser apeladas. (La Nueva)

Nuestro Mar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada