jueves, 24 de diciembre de 2015

Kirchnerismo roba información de inteligencia que los condena

Escándalo: se robaron 30 años de información de la SIDE
Hace 10 días se llevaron el servidor que tiene “las carpetas” con información de personas que fueron objetivos de inteligencia. Qué dicen las autoridades de la AFI.
Por Rodis Recalt - Noticias




El presidente Mauricio Macri se enteró hoy y quiénes investigan el caso, aún no pudieron cuantificar el impacto que podría generar uno de los escándalos más graves en la historia de la ex Secretaría de Inteligencia, hoy rebautizada AFI (Agencia Federal de Inteligencia).
Hace 10 días, un servidor que funcionaba en el departamento de Análisis Interior, el cuál depende de la Dirección General de Análisis, fue robado. Allí había guardados 30 años de información y archivos sobre cualquier persona que haya sido objetivo de la ex SIDE: políticos, empresarios, funcionarios, periodistas, narcotraficantes, delincuentes, estafadores. Todos. Es una base de datos con información incalculable popularizadas como “carpetas”. En verdad dentro del organismo se llaman “Fichas”, las cuales hasta el momento del robo se seguían actualizando. La carga de datos estaba a cargo de alrededor de 20 empleados de la Agencia, militantes de la agrupación La Cámpora.
La información fue confirmada a NOTICIAS por cuatro fuentes, de las cuales, dos de ellas trabajan en la investigación del caso. Consultadas las autoridades actuales del organismo, reconocieron que se está investigando esto que ellos llaman “una presunta anomalía” y que “de comprobarse la existencia de la misma, con datos certeros, se procederá de acuerdo a lo que la ley disponga”.
La pesquisa interna hasta el momento tenía un sospechoso principal: un militante de la agrupación La Cámpora que ingresó a principios de 2015, junto con la camada de 138 agentes que reveló esta revista. Su nombre es José María Ricchini y es el actual jefe del Departamento de Análisis Interior.
El escándalo, que podría tener repercusión internacional, le explotó en la cara a los nuevos jefes de la inteligencia nacional, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani. Y Según pudo saber esta revista, el presidente estaba al tanto de la situación.
Más allá de la incalculable pérdida de información, uno de los mayores temores que tienen hoy los nuevos directores de la AFI es el uso que se le pueda dar a la información.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada