miércoles, 20 de enero de 2016

Intentaron ingresar 500 cartuchos de dinamita desde Bolivia

  • El producto es de alto poder explosivo y fragmentario, supuestamente tenía como destino Jujuy. 
  • Además, entre otros elementos se halló 50 metros de cable o mecha para detonar la carga. 
Parte del cargamento secuestrado en la ruta 50, en el departamento Orán. Corresponsalía 

Yamil Salomón/ Miguel Escalante
El Tribuno

Quinientos cartuchos de dinamita en gelatina, cuyo origen de fabricación se investiga, fueron secuestrados por personal de Gendarmería Nacional, cuando tres hombres de nacionalidad argentina pretendían llegar supuestamente hasta la provincia de Jujuy, destino final de la carga, informaron fuentes fidedignas del norte de la provincia.

Para tal fin habían adquirido el producto en la República Plurinacional de Bolivia y la habían hecho pasar por las serranías selvática de Aguas Blancas hasta poco más allá del puesto fijo de control sobre ruta 50.

Sin embargo, en un control de ruta efectuado por personal de la Sección 28 de Julio de Gendarmería Nacional, que se encuentra emplazado sobre ruta nacional 50 cerca de la ciudad de Orán, el personal de la fuerza nacional detuvo a un vehículo sospechoso en el que viajaban tres argentinos.

Cuando requisaban el equipaje de las personas que iban en el vehículo, que hacían el trayecto Aguas Blancas/Orán pero que precedentemente habían ingresado a Bolivia, observaron dos cajas extrañas, las que contenían objetos cilíndricos que por el olor que emanaban despertaron la sospecha y el interés de los efectivos de Gendarmería.

Los tres ocupantes del vehículo comenzaron a ponerse nerviosos y a dar diferentes versiones sobre el origen de la carga que llevaban. Al interrogar sobre los objetos sospechosos el conductor del vehículo manifestó que se lo había dado un pasador que traspaso el puesto 28 por un camino colindante, evitando el control del puesto de Gendarmería.

Supuestamente, uno de los transportistas dijo que tenían como destino la provincia de Jujuy y no supo después explicar para qué transportaban los explosivos, 500 cartuchos de dinamita en gelatina, cuyo poder explosivo podría derribar mucho más de una manzana en una ciudad.

La carga fue decomisada y la causa quedó en manos del Juzgado Federal de turno.

El secuestro 


Verificada la carga de las tres cajas por especialistas de las fuerza, se determino que se trataba de cartuchos de dinamita en gelatina y detonantes.

Todos los elementos incautados hacían un total de 500 cartuchos de dinamitas y 5 rollos de cordón detonante.

Las tres personas, de nacionalidad argentina, fueron detenidas y quedaron a disposición del Juzgado Federal de Orán.

Uso y propiedades del conocido explosivo 


Tiene diversas aplicaciones: industriales, mineras y para demolición. El producto secuestrado fue adquirido en Bolivia, donde su uso se extendió por siglos en la construcción de caminos en las montañas y en la minería.

La investigación sobre el cargamento no arrojó resultados aún, pues no se sabe a ciencia cierta cuál era el destino verdadero del cargamento explosivo, cuyo manejo inadecuado podría haber causado una tragedia.

La dinamita actual, en su versión en gelatina por su alta estabilidad, reemplazó rápidamente a otros productos similares en aplicaciones como las demoliciones y la minería, y como relleno explosivo en los proyectiles de artillería y cargas de demolición militares.

La dinamita es además químicamente más inerte que la nitroglicerina pura, lo que hace posible su almacenamiento seguro, aunque solo a medio plazo, ya que con el paso del tiempo y con una temperatura de más de 30 grados la nitroglicerina se escurre y la dinamita suda nitroglicerina, que se concentra en gotas muy sensibles al movimiento, al calor y a la descomposición química en productos químicos más inestables.

La dinamita es tan estable que generalmente los cartuchos de dinamita nuevos y en buenas condiciones no explotan aunque se expongan al fuego, siendo necesario utilizar un detonador y fulminante para hacerlas estallar.

Debido a la constante mejora en los explosivos y técnicas de demolición, así como los problemas que plantea el almacenamiento y producción de nitroglicerina para su elaboración, esta ha sido reemplazada comercialmente por otros explosivos como el trinitrotolueno (TNT).

Esquema de una dinamita
En líneas generales la dinamita es un explosivo muy utilizado en la industria, en la minería y en la construcción. La forma antigua y convencional tenía este esquema:
A. Serrín (u otro tipo de material absorbente) empapado de nitroglicerina
B. Recubrimiento protector alrededor del explosivo.
C. Detonador.
D. Cable del detonador.
Fuente: El Tribuno

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada