viernes, 8 de abril de 2016

Incidente fronterizo en Nagorno-Karabaj

Duros choques reavivan un olvidado conflicto entre Armenia y Azerbaiyán
Al menos 20 muertos.

Clarín


Tropas de ambos países volvieron a enfrentarse por el enclave proarmenio de Nagorno Karabaj. Moscú, preocupado por la situación.

Más de 20 soldados murieron en las últimas horas, como consecuencia de fuertes combates entre tropas de Armenia y Azerbaiyán por el disputado enclave proarmenio de Nagorno Karabaj.

El Ministerio de Defensa azerí confirmó la muerte de 12 efectivos. Del lado armenio hubo al menos 10 bajas, según reportaron fuentes no oficiales. Los choques armados se produjeron en la noche del viernes.

Poblado en su mayoría por armenios, pero anexado a Azerbaiyán en la época soviética, Nagorno Karabaj fue escenario de una guerra que causó 30.000 muertos y centenares de miles de refugiados, principalmente azerbaiyanos, entre 1988 y 1994.

Pese al alto el fuego de 1994, no hubo tratado de paz oficial. Las partes mantienen esporádicos choques armados a lo largo de la frontera, pero alejados de la intensidad de los combates ocurridos en las últimas horas.

Según la versión del Ministerio de Defensa armenio, las tropas azerbaiyanas iniciaron una ofensiva con tanques y artillería. En el marco del ataque, los armenios derribaron un helicóptero de combate Mi-24. También fueron destruidos dos tanques y dos drones.

Azerbaiyán rechazó estas acusaciones y afirmó que sus fuerzas respondieron a ataques masivos de las tropas armenias. El Ministerio de Defensa aseguró que fueron atacadas incluso zonas habitadas y negó la pérdida del helicóptero.

Ambas partes dijeron que los combates continuaban en las primeras horas de la jornada. El presidente armenio, Serzh Sargsián, tenía previsto reunirse esta tarde con su consejo de seguridad nacional.

Las autoridades de Nagorno Karabaj informaron de la muerte de dos niños y aseguraron que es la primera vez desde la tregua que Azerbaiyán lanza una ofensiva de este tipo, en la que también participó la Fuerza Aérea.

El presidente ruso, Vladimir Putin, pidió mesura a las autoridades de ambos países. Rusia es una potencia aliada de Armenia, a la que envió miles de soldados. El ministro ruso de Defensa, Serguei Shoigu, así como el de Exteriores, Serguei Lavrov, hablaron por teléfono con sus homólogos en Ereván y Bakú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada