lunes, 13 de junio de 2016

Régimen chavista mata a sus ciudadanos

Médicos venezolanos: "Enfermarse aquí es sinónimo de muerte"
Exigieron que el presidente bolivariano permita el ingreso de insumos y medicinas al país. El papa Francisco recibirá este jueves a la Federación Médica



Médicos del Hospital de Cabimas denunciaron la grave situación que atraviesan

Un grupo de médicos pidió al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, que acepte abrir un canal humanitario que permita el ingreso de material médico y medicinas al país que atraviesa una dura crisis económica.

"Señor presidente acepte el canal humanitario, nuestra gente se está muriendo", afirmó uno de los médicos representantes del Instituto Autónomo Hospital Universitario de los Andes del estado Mérida, Cristian Pino, durante un derecho de palabra concedido en el Parlamento de ese país, controlado por los opositores de Maduro.

El grupo de galenos abogó porque se permita ayuda internacional para solventar la crisis del sistema de salud, sumándose a la solicitud de Lilian Tintori, esposa del opositor encarcelado Leopoldo López, quien impulsa la campaña Rescate Venezuela para recolectar medicinas y alimentos.

La Asamblea Nacional venezolana, de mayoría opositora, declaró el pasado enero una "crisis humanitaria de salud" e instó al Ejecutivo a solicitar ayuda internacional.

"Los insumos médicos escasean, los equipos están dañados, la infraestructura sufre un deterioro progresivo y acentuado", denunció Pino frente a los disputados venezolanos. "Enfermarse en Venezuela es sinónimo de muerte", dijo el médico.

"En toda Venezuela se vive una crisis hospitalaria, una coyuntura de cambios que de manera excepcional y generalizada amenaza la vida humana y la salud de nuestro pueblo", agregó.

El médico formó parte de un grupo de 12 residentes de distintas especialidades que realizaron, el pasado mes en Mérida, una huelga de hambre para llamar la atención sobre la situación del Hospital Universitario de los Andes.

Pino aseguró que luego de agotar "todos los canales regulares" hicieron una huelga de hambre como "método de lucha no violento" para decirle "al mundo entero" la situación que están "viviendo".

"Infartados por falta de tratamiento, amputados por falta de tracciones esqueléticas, adolescentes que llegan a las emergencias convulsionando por carencia de medicamentos, recién nacidos sépticos y sin agua, jabón y mucho menos antibióticos", detalló.

El galeno merideño, acompañado de algunos colegas, exigió que se tomen medidas "urgentes" en todo el país.

"Señor presidente, la salud del pueblo está en sus manos, necesitamos recuperar nuestros hospitales", sentenció.

Infobae

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada