sábado, 24 de septiembre de 2016

Acuerdo de colaboración con Francia incluye Antártida

Ángel Tello: "Podemos organizar con Francia algo en conjunto en la Antártida"
El Ministerio de Defensa retomó los acuerdos de cooperación con Francia que había suspendido la gestión kirchnerista
Luisa Corradini - LA NACION


PARÍS.- Francia y la Argentina sentaron las bases para emprender un proceso de cooperación en la Antártida, reveló en París el secretario de Estrategia y Asuntos Militares del Ministerio de Defensa, Ángel Tello.

El funcionario formuló el anuncio tras la reunión bilateral entre ministerios de Defensa de ambos países, en esta ciudad. El encuentro marcó la reanudación de las reuniones anuales estratégicas, que habían sido anuladas en 2015 por el gobierno de Cristina Kirchner .


Foto: Archivo

"Lo importante en este tipo de encuentros es intercambiar experiencias en el plano estratégico. La posibilidad de organizar algo en conjunto en la Antártida abre una perspectiva muy interesante. A Francia le interesa mucho esa región, que nosotros conocemos perfectamente", explicó. "La colaboración en ese terreno podría consistir, por ejemplo, en organizar patrullas conjuntas y eventualmente hasta compartir bases", precisó.

La agenda de conversaciones incluyó temas vinculados con el terrorismo y una reflexión estratégica. "Francia habló de sus operaciones en África y Medio Oriente, del Libro Blanco (documento que fija las orientaciones estratégicas del país en materia de defensa), que estará terminado en los próximos meses, y de la política en el Atlántico francés. También se conversó sobre piratería, narcotráfico y terrorismo en el Atlántico", dijo Tello.

La Argentina, por su parte, habló de la Antártida, la política de defensa nacional para los cuatro años del gobierno de Mauricio Macri y las operaciones de paz. "Presentamos un informe sobre las dos misiones actuales en las que participan fuerzas argentinas -Chipre y Haití- y reafirmamos la intención de nuestro país de "volver al mundo". Eso significa participar en otras operaciones de este tipo. "Les informamos sobre cómo será nuestra posible presencia en Colombia, con gente desarmada y sin uniforme", explicó.

-¿Y en África, como habían solicitado los franceses cuando viajó el ministro Julio Martínez, en junio último?

-La condición que ponemos para esas operaciones es que se trate de una misión de las Naciones Unidas, decidida por el Consejo de Seguridad. En principio, se podría hacer en la República Centroafricana.

-En ese país no hay actividades terroristas, sino enfrentamiento interreligiosos.

-Así es. La idea es enviar observadores y hacerlo juntamente con Chile, con el objetivo principal de ayudar a las poblaciones locales. Por ejemplo, instalando plantas potabilizadoras de agua.

-¿Qué se habló en materia de terrorismo?

-No hablamos de terrorismo como amenaza interna, sino en el contexto internacional. Francia nos explicó los problemas que enfrentan y la evolución permanente de estrategia que requiere esta nueva situación.

-¿Los franceses solicitaron una colaboración específica?

-No. La colaboración en este tema concierne a los ministerios de Interior y seguridad de cada país.

Al margen de la reunión bilateral, la delegación argentina también tomó contacto con los responsables del Instituto de Altos Estudios de Defensa Nacional, una universidad abierta a civiles y a militares.

"La idea es tomar como referencia el sistema de formación de excelencia que tiene ese instituto para aplicarlo en la Universidad de Defensa Nacional en la Argentina, cuyo rector, Gonzalo Álvarez, viajó con nosotros a París", dijo Tello.

También acordaron un sistema de cooperación con el Centro de Estudios de Relaciones Internacionales (CERI), dependiente de Sciences-Po. "Con ambas instituciones haremos intercambio de alumnos, profesores, investigaciones y documentación", explicó.

En materia de compra de material a Francia y equipamiento para las Fuerzas Armadas, Tello se limitó a una lacónica respuesta. "Seguimos estudiando todas las propuestas, en el marco de nuestras posibilidades", dijo.

Según pudo saber LA NACION, no sólo Francia ha ofrecido equipamiento militar para las tres armas y espera con impaciencia una definición. China, Israel, Estados Unidos, Corea del Sur, Italia e incluso Rusia también propusieron sus propias versiones de aviones caza y/o de entrenamiento, tanto supersónicos como subsónicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada