sábado, 17 de septiembre de 2016

Suspenden juicio en Santiago del Estero por jueces ex-terroristas

Santiago del Estero: suspenden juicio por lesa humanidad

El juicio por delitos de lesa humanidad denominado "Megacausa III" fue suspendido por la Cámara Nacional de Casación Penal

Leonel Alberto Rodríguez - LA NACION


Abogada disfrazada de Jueza María Alicia Noli, ex terrorista del ERP


SANTIAGO DEL ESTERO.- El juicio por delitos de lesa humanidad denominado "Megacausa III", donde se juzgaba a militares, policías y a dos ex jueces por su participación en la última dictadura militar en esta provincia, fue suspendido por la Cámara Nacional de Casación Penal, luego de los planteos realizados por la defensa de varios acusados.

El proceso que empezara el pasado 22 de agosto en el Juzgado Federal de Santiago del Estero fue interrumpido hoy por el Tribunal de Casación, dando lugar a distintos planteos esgrimidos por los defensores de los procesados, siendo uno de ellos la participación de los integrantes del TOF (Tribunal Oral Federal) en la organización terrorista ERP (Ejército Revolucionario del Pueblo).

Dicho tribunal está compuesto por María Alicia Noli, tucumana y reconocida ex militante del ERP con el nombre de "Liliana", José María Pérez Villalobo, cordobés y también ex miembro del ERP y Juan Ramos Padilla, porteño y que fuera querellante por la APDH en otros juicios de lesa humanidad.
María Alicia Noli. Foto: LA NACION

Los tres jueces fueron recusados con distintas argumentaciones por parte de los defensores de los acusados, quienes también pidieron que la Cámara de Casación Federal intervenga en lo que ellos sostienen "un grave atropello y falta de imparcialidad por parte de los miembros del TOF".


El abogado Miguel Ángel Torres, quien asiste legalmente a uno de los acusados, se notificó de la resolución emitida por la Cámara Nacional de Casación Penal, al tiempo que acoto que "la misma resolvió habilitar un recurso de queja de varios defensores, que plantean la recusación de dos jueces por considerarlos militantes del ERP y por haber sido querellantes en juicios de lesa humanidad".

Casación remarca que este fallo tiene "efecto suspensivo" y que, por lo pronto, no habrá más audiencias hasta que el alto tribunal penal resuelva la situación de los jueces.


En este juicio se juzgaba la participación de 45 personas y muchas de ellas ya cargan con condenas a cadena perpetua por delitos de lesa humanidad en otros juicios, tal es el caso de Musa Azar, ex jefe de inteligencia del fallecido ex cinco veces gobernador de esta provincia Carlos Juárez, como así también Miguel Garbi, Ramiro López y Juan Bustamante, ex policías e integrantes del grupo de tareas de Musa Azar.

También son juzgados ex militares como Cayetano Fiorini, Ramón Herrera y Jorge D'Amico, este ultimo ex Secretario de Seguridad en el último gobierno del peronista Carlos Juárez, además de los ex jueces Arturo Liendo Roca y Santiago Olmedo, siendo el doctor Olmedo presidente del tribunal catamarqueño que juzgó el crimen de María Soledad Morales en la década del 90'.

Cabe destacar que la familia del ex juez Olmedo ha presentado distintos certificados médicos que afirman el riesgo de vida de este por asistir a las audiencias ya que padece una grave enfermedad "que genera un deterioro día a día de su ya frágil salud", además que junto a Liendo Roca "ya fueron sobreseídos en tres oportunidades distintas por la Cámara Federal de Tucumán y por los mismos hechos que hoy son juzgados", afirmaron sus familiares a LA NACIÓN.

El abogado del ex juez Olmedo y del ex militar Fiorini, Facundo Magio, indico que "no existía ni se avizoraba otro resultado y final que una condena para los acusados e imputados ya que los jueces que integran el Tribunal fueron militantes del ERP y querellantes en otras causas de lesa humanidad".

"El caso de Alicia Noli es todo un símbolo, ya que fue integrante del ERP, su nombre de guerra era 'Liliana', su esposo también era del ERP y es un desaparecido de esos años, igual que el juez Villalobos", amplio Magio.

Por último afirmó que "los jueces actúan con desprecio hacia la vida de los imputados. Fiorini tiene 86 años, está ciego y recuperándose de una operación por la extracción de riñón y en plan para ser intervenido del corazón, pero así y todo Noli y Pérez Villalobo revocaron su detención domiciliaria aun con riesgo inminente de muerte".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada