martes, 25 de octubre de 2016

Flankers chavistas interceptan vuelo civil colombiano

Cazas venezolanos hostigaron a un avión cargado de pasajeros
Un 787 de la colombiana Avianca

Una aeronave militar venezolana habría hostigado a un Boeing de Avianca que iba de Bogotá a Madrid con 248 personas a bordo. La empresa colombiana suspendió todos los vuelos a Caracas.


Un caza ruso Sukhoi SU-30, similar al utilizado por la aviación venezolana.

Ludmila Vinogradoff - Clarín
Caracas. Especial para Clarín
En un riesgoso e insólito episodio, al menos uno o dos cazas de la fuerza aérea venezolana Sukhoi SU-30 hostigaron a un avión comercial colombiano con 248 pasajeros a bordo. El episodio se produjo el viernes a la noche y causó una protesta formal de Colombia, además de una crisis de declaraciones confusas en el tope del régimen chavista. Casi un día después del hecho no había una explicación definida sobre quién o por qué se ordenó esa acción.

Como consecuencia, la aerolínea Avianca propietaria del avión 787 suspendió todos los vuelos “desde y hacia Venezuela de manera indefinida”, hasta que haya garantías de seguridad, explicó un vocero de la empresa. El vuelo procedía de Madrid con rumbo a Bogotá, donde aterrizó sin dificultades. Durante su acercamiento a Colombia, uno o dos cazas militares venezolanos se acercaron durante varios minutos hostigando al piloto comercial con maniobras militares.

El ex capitán y ex presidente del Congreso, el legislador Diosdado Cabello, segundo hombre en el poder venezolano, se apresuró ayer a quitarle peso al incidente aclarando que se trató de una “lamentable confusión”. Agregó que el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López había hablado ya con su colega colombiano Luis Carlos Villegas. ”Esto se va a arreglar”, especuló preocupado. “Esto no fue algo planificado contra Avianca bajo ninguna figura. Coincidieron un evento que se estaba haciendo con el paso del avión de Avianca, eso se va arreglar, estamos seguros”, insistió.

Las autoridades colombianas aseguraron que el presidente venezolano, Juan Manuel Santos, quien está de gira por Medio Oriente, ordenó investigar lo ocurrido. Colombia, que ha tenido por momentos una relación difícil con el chavismo, exigió explicaciones a Caracas. La cuestión no dejó de escalar y las cancilleres de ambos países, Maria Angel Holguín (Colombia) y Delcy Rodríguez (Venezuela) debieron sostener una conversación telefónica.

La cuestión generó también irritación entre los políticos colombianos. El presidente del Senado de ese país, Mauricio Lizcano, dijo en un comunicado: “Rechazamos la actitud del gobierno de Venezuela de utilizar aviones militares contra un vuelo civil, eso claramente viola toda las normas internacionales”.

En Venezuela líderes disidente como Walter Máquez denunciaron que “en el país no estamos en un estado de derecho, sino bajo un régimen militar imprevisible”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada