domingo, 27 de noviembre de 2016

USA se retira del Asia-Pacifico

Golpe a Obama: Trump anunció que retira a USA del TPP
El presidente electo de USA, Donald Trump, anunció su intención de retirar a ese país del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), que calificó como un "desastre potencial" para sus intereses nacionales. Trump, quien durante la campaña electoral ya había expresado su oposición a este tratado, dijo que cuando asuma la Casa Blanca, en enero 2017, buscará negociar "tratados comerciales bilaterales justos" que generen empleos para su país. El TPP, una iniciativa impulsada por el presidente Barack Obama, no ha sido ratificado todavía por el Congreso estadounidense, donde ha encontrado una fuerte oposición de parte de los legisladores de la mayoría republicana, decididos a impedir cualquier iniciativa de Obama. Trump anunció su decisión en un vídeo de 2:30 minutos que recoge algunas de las medidas que dará a conocer cuando asuma la presidencia, el 20/01/2017.

Por Urgente24




Golpe a Obama: Trump anunció que retira a USA del TPP¿Ex? TPP según articuló Barack Obama.


El presidente electo de USA, Donald Trump, se reunió el lunes 21/11 con sus futuros colaboradores, la gobernadora de Oklahoma, Mary Fallin; la representante demócrata Tulsi Gabbard; y el exgobernador de Texas, Rick Perry: no anunció nuevas designaciones, pero luego anticipó iniciativas.

El republicano, quien no ha realizado una conferencia de prensa desde su elección, publicó un video en el que esbozó algunos de sus planes para su día N°1 en el cargo, entre ellos la declaración formal de que pretende retirar al país del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por su sigla en inglés).

El TPP, que incluye a 12 economías, es una iniciativa comercial emblemática del presidente demócrata Barack Obama que fue firmada por USA este año, pero no ha sido ratificada por el Senado.

Trump dijo que reemplazaría el acuerdo comercial por la negociación de tratados bilaterales que "lleven de regreso a los empleos y las industrias a Estados Unidos".

"Mi agenda se basará en un principio central básico: Poner a Estados Unidos primero. Ya se trate de producir acero, construir vehículos o curar una enfermedad, quiero que la próxima generación de producción e innovación se dé aquí en nuestra gran patria, Estados Unidos, creando riqueza y empleo para los trabajadores estadounidenses", afirmó.

El TPP, que fue acordado el 04/02 después de 6 años de negociaciones, fue rubricado por 12 naciones, incluidas USA, Australia, Canadá, Chile, México y Perú.

Es un acuerdo comercial de la Cuenca del Pacífico que, entre otros objetivos, busca contrarrestar la expansión comercial de China, una de las naciones excluidas de esta iniciativa.

El TPP prevé un periodo de 2 años para su ratificación por los parlamentos de los países miembros, pero para su entrada en vigor es necesario que los firmantes representen al menos el 85 % del PIB del bloque.

La retirada de USA de esta iniciativa representa un serio tropiezo para la puesta en vigor del tratado.

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, ya dijo que el TPP "no tendría sentido sin Estados Unidos".

Trump afirmó que cancelaría algunas restricciones a la producción de energía, especialmente las que afectan al fracking o shale y al "carbón limpio", lo que dijo que creará "muchos millones de empleos de alta remuneración".

Además, él dijo que por cada regulación nueva que se apruebe "tendrán que eliminarse 2", como parte de su promesa de reducir las regulaciones en distintos campos de la economía, incluida la industria financiera.

En el plano migratorio, Trump anunció que una de sus medidas iniciales será pedir al Departamento de Trabajo que "investigue todos los abusos de programas de visas que socavan las oportunidades de los trabajadores estadounidenses".

Trump ya ha venido anunciado su intención de deportar del país a los inmigrantes que tengan un pasado criminal, pero el anuncio de hoy está ligado a programas como el ingreso de técnicos especializados en campos como el tecnológico.

En materia de seguridad nacional, Trump anunció que pedirá al Departamento de Defensa y los jefes militares un plan para proteger a la infraestructura de Estados Unidos de ataques cibernéticos o físicos.

Todo ello, insistió Trump, "para generar riqueza y empleos".

Ford y México

En su cuenta en Twitter, Trump se atribuyó haber conseguido que Ford mantenga la producción de vehículos Lincoln en USA. Sin embargo, Ford nunca planificó trasladar esa planta a México. Todo muy raro.

"Acabo de recibir una llamada de mi amigo Bill Ford, presidente de Ford, quien me informó que mantendrá la planta de Lincoln en Kentucky, no en México", afirmó Trump en su cuenta de Twitter.

"He trabajado mucho con Bill Ford para mantener la planta de Lincoln en Kentucky. ¡Se lo debo al gran estado de Kentucky por su confianza depositada en mi!", añadió el magnate republicano.

Lincoln es la marca de vehículos de lujo del grupo Ford.

Sin embargo, tras el anuncio de Trump, Ford informó en un comunicado de prensa que la empresa no tenía planificado el traslado de la producción de Lincoln fuera de USA sino la de uno de los modelos de la marca.

"Hoy, confirmamos al Presidente electo que nuestro pequeño SUV hecho en la planta de montaje de Louisville (el Crossover MKC) permanecerá en Kentucky", explicó la compañía.

La planta de Louisville, en la que trabajan algo más de 4.700 personas, produce el Lincoln MKC y el Ford Escape. Ford también produce en la planta de Kentucky el montaje de camioneta SUV Lincoln Navigator y Ford Expedition y varias camionetas de la marca Ford.

"Nos alienta que el presidente electo Trump y el nuevo Congreso persigan políticas que mejorarán la competitividad de Estados Unidos y hagan posible mantener la producción de este vehículo en Estados Unidos", añadió Ford.

Durante la campaña presidencial, Trump acusó a Ford del cierre de plantas de montaje en USA y el despido de miles de trabajadores por el traslado de su producción a México, algo que la compañía negó repetidamente.

Ford sí tiene intención de trasladar a México la producción de sus vehículos más pequeños, como el Ford Focus o el Ford Edge, pero ha asegurado que sus plantas de montaje en USA seguirán produciendo vehículos y que no despedirá a ningún trabajador local. Es más: el CEO de Ford, Mike Fields, afirmó que la empresa mantiene sus planes de producción del Focus y del Edge en México.

Bill Ford, presidente del consejo de administración de Ford, se reunió con Trump durante la campaña para intentar aclarar al candidato republicano que la compañía no cerrará plantas de producción en Estados Unidos. A pesar de ello, Trump ha seguido afirmando que miles de empleos desaparecerán por los planes de producción de Ford en México.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada